Herbies

7 métodos de poda que harán felices tus plantas de marihuana

poda de la marihuana

¿Alguna vez has tenido ganas de tener tu propio cultivo de plantas de marihuana y desististe por pensar que sería demasiado difícil mantenerlas? ¿Piensas que las podas de marihuana son muy complejas de ejecutar? En este artículo vas a descubrir que, si sigues las técnicas que te vamos a enseñar, vas a obtener abundantes cosechas de calidad sin dificultades.

¿Las podas de plantas de marihuana son esenciales?

Puedes cultivar tus plantas de marihuana sin podarlas, por supuesto. Especialmente si lo haces al aire libre, en un clima favorable con mucho sol durante todo el día y espacio, tendrás buenos resultados. Pero, si dedicas un tiempo para entender los beneficios de una poda de marihuana bien hecha, seguramente vas a elegir hacerla. El objetivo principal al hacer una poda es aumentar la producción, aprovechando mejor la entrada de luz y aire y garantizando resultados estupendos, pero también sirven para controlar el crecimiento y la altura de tu cultivo. ¿Listo para aprender más?

Poda apical: garantía de cosechas más abundantes

poda apical marihuana

poda apical

También conocida como el Topping, es una de las técnicas de poda más utilizada por los cultivadores habituales que buscan aumentar la productividad de sus plantas y tener como resultado una cosecha mucho más abundante, con cogollos numerosos. La aplicación es muy fácil, y por lo tanto, recomendada a todos los niveles de cultivadores. Esta poda de marihuana se hace en etapa vegetativa, siempre cuando la planta tenga al menos 30 cm de altura, y es la manera más sencilla de duplicar las colas, creando dos tallos principales al revés de uno.

Para ejecutarla, hay que encontrar el brote central y luego eliminar la parte apical, o sea, el topo, con un corte limpio a 45 grados (puedes usar una tijera de punta recta desinfectada con alcohol). El corte se hace lo más cerca posible del tallo principal y ese proceso genera una nueva distribución de las auxinas por las ramas, haciendo la planta más ancha y mucho más productiva. Es una poda que se puede hacer repetidas veces, pero es muy importante darle al menos una semana de recuperación hasta la próxima intervención. Eso alarga el tiempo de crecimiento, pero compensará en los resultados finales.

¿Qué semilla de cannabis elegir para cultivo interior?LEER

Poda FIM: multiplicando tus brotes y tus resultados

poda fim

poda fim marihuana

La poda FIM (Fuck, I missed) fue descubierta por acaso, después que un cultivador ha cometido un error cortando demasiado los brotes al intentar aplicar la poda apical. Lo que debería ser un problema resultó en una nueva técnica de poda que fuerza la planta a generar múltiples nuevos brotes, y luego, una cosecha mucho más significativa. Recomendada para todos los cultivadores que buscan multiplicar los resultados de su plantación.

Es una poda alta que se hace siempre en fase vegetativa, eliminando 75% del tallo principal. El proceso frena temporalmente el crecimiento, que luego es retomado con más fuerza – y muchos más brotes. En el sitio de los 2 que produce la poda apical, acá obtendrás al menos 4 nuevos brotes y luego, muchos más cogollos. El tiempo de recuperación de la planta será entre una o dos semanas y por lo tanto, ese proceso va a alargar el periodo vegetativo, pero garantizará resultados muy buenos.

¿Por qué podar las plantas de marihuana?LEER

Poda Lollipop: cultivando cogollos enormes y sabrosos

poda lollipop

¡Si la marihuana te gusta como te gustaban las piruletas de la infancia, tienes que probar la poda Lollipop! Con esa técnica tus plantas van a producir cogollos gordos, olorosos y llenos de sabor, garantizando una cosecha de gran calidad. Consiste en eliminar la parte inferior de las ramas – en general el tercio de abajo, donde la luz no llega bien o simplemente, no llega y mantener la parte de arriba. ¡Al hacer eso, vas a concentrar la energía vital de la planta en la parte superior, engordando los cogollos y manteniendo las ramas limpias, como una….piruleta!

Esa poda se hace en la fase de floración – por vuelta de la tercera o cuarta semana – y requiere un poco más de experiencia del cultivador. Va de maravillas cuando combinada con entrenamientos como el SCROG pues al cortar todo que está por debajo de la malla tendrás mucha más circulación de aire y luego, mejores resultados. También se puede combinar con el SOG, eliminando todo que no sea la punta principal, forzando tu planta a enfocar todo el desarrollo en un cogollo central enorme y delicioso. Es una técnica muy recomendada para ambientes con climas húmedos, pues favorece la ventilación entre las ramas y reduce mucho la posibilidad del surgimiento de hongos.

Poda Pizzicato: ¿cómo ejecutarla bien

poda de marihuana en floracion

Esta poda está recomendada para los cultivadores que, además de buscar una cosecha más abundante, necesitan controlar mejor la altura de las plantas, incentivando el desarrollo en las laterales, con árboles de formato más ancho. Bien hecha, esa poda va a detener el crecimiento vertical y desarrollar con mucha más energía las ramas laterales, generando cogollos más grandes al final de la floración. Requiere una cierta experiencia, por lo tanto está recomendada a los cultivadores novatos. Para hacerla, es necesario antes de todo, desinfectar las manos para no contaminar tu planta. Y ojo: esa poda de marihuana se hace en fase de crecimiento vegetativo, siempre.

Hay que pellizcar los brotes centrales con las manos, en lo que sería la altura de una poda apical. Los cultivadores más radicales (y por supuesto, expertos) machacan todo el brote – pero no hay necesidad de generar tanto estrés a tu planta, una vez que con solo aplastar un poco las yemas de la manera correcta ya producirá excelentes resultados. Como es una técnica más invasiva, los brotes aplastados sufren daño en el tejido y luego, las hojas que salen tienen más formaciones, pero eso se da solamente en la zona donde aplicaste la técnica, luego las nuevas hojas vendrán sin problemas.

La relación entre genéticas y productividadLEER

Poda RIB: hazlo en floración para rendimientos sorpreendentes

poda de marihuana para mayor produccion

poda rib

Esa técnica de poda no es muy usual y requiere un poco más de experiencia y sobre todo, confianza para aplicarla. El nombre es un acrónimo de “Ready, I burn” y también es una poda que tiene el objetivo es maximizar los resultados finales, quemando los cogollos para forzar una refloración y aumentar tu resultado final. ¿Suena radical, no? Para hacerla bien, hay que “pellizcar” los brotes, cálices, zona verde, hojas cercanas y pistilos superficiales de los cogollos con un mechero de llama alta. ¡Se asemeja mucho a la poda FIM, pero acá tú vas a usar el fuego!

Es una poda de marihuana ideal para las plantas híbridas que cargan 50% de Sativa y 50% de Índica, con período de floración largo - y tiempo suficiente para recuperarse. Nunca aplique esa poda en Índicas de floración corta, tampoco en Sativas puras (que pueden hermafroditar con el estrés). En general, plantas con floración entre 60 y 70 días responden muy bien al RIB, siempre cuando lo hagas en mitad de ese período y con abono extra. Como toda poda, genera un retraso en el tiempo de floración, pero garantiza grandes cosechas finales. Para obtener un resultado todavía más satisfactorio, puedes combinar con un cultivo SCROG o Main Lining.

Poda Main-Lining: combine entrenamientos para efectos surrealistas

poda main lining

La Main-Lining es más bien una mezcla poderosa entre entrenamientos, podas y mucha ganas del cultivador en realizar mejoras en el cultivo. El objetivo es obtener un alto rendimiento al alterar la estructura de la planta, centrando todo el crecimiento en ocho o 16 colas principales – las main-linings. Esa poda de marihuana es una mezcla entre la apical y el entrenamiento de bajo estrés (LST), y consiste en centrar la energía de crecimiento de tu planta en una limitada cantidad de colas – 8 o 16, en lugar de tener solo una cola principal. Eso hace que los resultados se multipliquen en hasta 40% más que las demás técnicas de poda y que también puedas controlar mejor la altura de tu plantita.

Está recomendada para todos los cultivos y ayuda mucho a controlar la altura de las Sativas de interior. Ya en exterior, hace tu cultivo más discreto. A parte de eso, al aplicar la Main-Lining puedes “moldar” el formato de tu planta de marihuana, y luego, trabajar para evitar las infecciones por moho y hongos.

Poda de raíces: manteniendo tu planta saludable

poda de raices marihuana

Aunque no sea una poda popular (por no tener el objetivo de aumentar la producción), es una técnica muy importante para mantener la salud de tu planta, evitar la necesidad de hacer trasplantes que generan estrés y pueden perjudicar los resultados finales. Conocida como poda aérea o radicular, sacas la planta de la maceta y, con un cuchillo desinfectado, cortas una parte del cepellón. Se puede realizar en casi todos los tipos de cultivo y es excelente para evitar los hongos de las raíces.

Ahora que ya conoces los tipos de poda que harán más felices tus plantas de marihuana, puede que todavía te queden algunas dudas. ¡Pues abajo vamos a solucionar las más frecuentes! ¡¿Listo? Vámonos!

Funciones principales de las raíces de la marihuanaLEER

Cuándo podar mis plantas: ¿en floración o vegetación?

Como ya hemos explicado anteriormente, el momento y tiempo de hacer las podas varía según la técnica que tengas elegido aplicar. En general, se hacen más podas en período vegetativo (cuando la planta está centrada en producir nuevos brotes), pues así tu planta tendrá tiempo suficiente para recuperarse.

Una vez entra en floración, dedica su energía a desarrollar las flores, así que si tu intención es mejorar el resultado final en cuanto a cantidades, tienes que hacer las podas en la etapa vegetativa de tu planta de marihuana. Si lo haces en floración, ya no habrá aumento de rendimiento, pero podrás controlar la altura. En caso de podas de bajos o radiculares, se puede hacer en floración sin problema.

Marihuanas autoflorecientes: ¿puedo podarlas?

podar autoflorecientes

La respuesta es sí, tú puedes. Ahora si nos pregunta si te recomendamos...la verdad que no. Tranquilo, hay un motivo por lo cual no debes podar tus marihuanas autoflorecientes y es porque tienen un ciclo muy corto de vida, y al necesitar tiempo para recuperarse de la poda, puedes terminar perdiendo producción y obteniendo resultados más pobres que si nunca hubieras intervenido.

Recuerdas que las auxinas tienen que acomodarse y redistribuirse después de cualquier intervención y eso toma un tiempo que no tienen disponibles las autoflorecientes. Si es por un tema de altura, puedes intentar con entrenamiento de bajo estrés como el LST o aplicar la poda apical para fortalecer las ramas laterales.

Las mejores semillas autoflorecientes XXLLEER

¿Entonces qué tipo de plantas puedo podar?

No hay un tipo de planta de marihuana que no se pueda podar, lo que hay son unos tipos de marihuana que responden mejor a las podas que otras. En general, las Sativas o híbridos con predominancia Sativa reaccionan mejor cuando son podadas, pues crecen mucho y ramifican con más facilidad que las índicas.

Si estás cultivando una planta Índica, hay que observar la real necesidad de una poda, pues en general ya son cannabis más compactas, con desarrollo enfocado en una cola central y siguen más felices sin tantas intervenciones. ¡Como todo, es probar y observar que te sale mejor!

¡Ahora está en tus manos, tijeras y mecheros!

Ya puedes empezar a elegir cuál va a ser su primera técnica, pues tienes muchas nuevas informaciones al respecto de los tipos de poda que van a hacer tus plantitas felices y productivas, primoreando tu cultivo. Así que nuestra última recomendación técnica es siempre que sea posible, aplicar un cicatrizante en las ramas que acabas de podar, pues es un canal abierto para desarrollar enfermedades. Puedes hacerlo con ingredientes naturales o comprarte uno industrializado, protegiendo tu cultivo. ¡Manos a obra!

Herbies Head Shop rechaza expresamente el uso, producción o suministro de sustancias ilegales. Para obtener más información, consulta nuestro Aviso Legal.

Oops, aún no hay reseñas. ¡Sé el primero en dejar un comentario!
Añadir nuevo comentario