Herbies

Raíces sanas en plantas de marihuana: ¿Cómo obtenerlas?

Raíces sanas en plantas de marihuana

Todos sabemos reconocer como debe lucir una planta de marihuana, con sus ramas altas, hojas puntudas, y sus cogollos verdes y afrutados. Pero qué sucede si tu planta se ve un poco decaída, triste o decolorada? En este artículo, vamos a discutir todo lo que se esconde debajo de aquellos tallos verdes: las raíces de la marihuana. Y además discutiremos como asegurarles una buena salud para que esto se vea representado en plantas saludables.

Funciones principales de las raíces de la marihuana

La piedra angular de una planta saludable de marihuana está en la salud de sus raíces. Las raíces de la planta de marihuana son el organismo más vital de la planta, ya que es ahí en donde ocurre uno de los procesos más relevantes en toda su vida: la fotosíntesis. Durante el proceso de fotosíntesis, el dióxido de carbono se convierte en oxígeno y azucares a medida que la planta reacciona a la luz solar. Las raíces se alimentan del oxígeno para mantenerse vivas durante este proceso; el oxígeno y los azúcares reaccionan para crear trifosfato de adenosina (TFA), el cual le suministra la energía necesaria para la vida de todas sus células. Es este proceso cíclico en las raíces el que provee a tu planta con la energía necesaria para crecer.

¿Cómo saber si las raíces de tus plantas están en buenas condiciones?

La salud de tus raíces es quien determina últimamente la salud de las flores que producirá. Las raíces deben ser cremosas o blancas en color, sin viscosidad o descoloración. Las deficiencia nutricionales son visibles en las hojas de la planta en sí; como el nitrógeno (manchas amarillas y marrones), el fósforo (hojas de color verde azulado, púrpura oscuro u cobre oscuro), potasio (verde oscuro, hojas quemadas), hierro ( amarillamiento) y muchos más. Aquí radica la importancia de mantener el control sobre las hojas, de esta manera nos podremos asegurar que las raíces están absorbiendo nutrientes suficientes. Para asegurarnos unas raíces saludables, debemos usar perlita, vermiculita, turba de musgo y tés de compost para proporcionar nutrientes y esponjar el suelo, facilitando el movimiento de microbios y bichos para que se muevan  naturalmente. Usa sustratos completos para estimular la simbiosis entre hongos, insectos, bacterias y tus plantas; estos mantienen la tierra suelta para que sea más fácil para las raíces absorber agua y oxígeno.

Problemas comunes con las raíces

Las raíces de tus plantas de marihuana pueden ser fáciles de cuidar, pero sin un seguimiento adecuado, pueden ser susceptibles a muchísimos problemas de salud. Las raíces muertas o enredadas, el sustrato mohoso y las invasiones de pestes son problemas comunes que se deben prevenir a medida que tu plántula de marihuana empieza a construir sus tallos. A continuación, te mencionamos algunos problemas comunes a considerar al momento de cultivar plantas de marihuana.

Problemas de espacio con las raíces

Raíces sanas en plantas de cannabis

Si tus raíces empiezan a quedar muy estrechas dentro del contenedor, pueden llegar a enredarse y hasta estrangularse a sí mismas, una situación que las dejará sin oxígeno. Estos es lo que se conoce como ligadura de raíces. Cuando las raíces se enredan las plantas no pueden recibir el oxígeno necesario para su supervivencia; de esta forma se pueden morir, y posiblemente acabarán matando a toda la planta. Cuando este problema ocurre, es normal que los tallos pierdan color (enrojeciéndose), presentándose un retraso en el crecimiento de la planta y de la producción de flores. Tus raíces necesitan suficiente espacio para crecer, así que asegura tu planta en un contenedor lo suficientemente amplio. Si tus raíces están bloqueando el drenaje por los agujeros de la maceta, es hora de trasplantar.

¿Cómo evitar problemas con el regado?

Es importante asegurarnos de que las plantas de cannabis están obteniendo la cantidad adecuada de agua. El exceso de regado de las plantas puede ocasionar serios problemas en su sistema de raíces como, por ejemplo, pudrición, por lo cual es necesario dejar completamente seco el sustrato entre regadas. Para evitar problemas con el agua, ten en cuenta que debes usar macetas de materiales porosos, así el sustrato podrá respirar; las macetas también deben contar con un sistema de drenaje apropiado. Y, por su puesto, asegúrate de que tus plantas están dentro de un contenedor con el tamaño apropiado. Si tus plantas necesitan ser regadas una o más de una vez en el día, podría ser tiempo de trasplantarlas.

Midiendo el pH del sustrato

Funciones principales de las raíces de la marihuana

Las plantas de cannabis necesitan de un sustrato saludable para sobrevivir, lo que significa mantener niveles correctos de pH. El pH es una medida de la acidez (0) o alcalinidad (14) de una sustancia. Para medios de sustrato o mezclados con sustrato, el rango ideal está entre 5.5 y 6.5, teniendo una medida precisa y diferente con cada sistema. Si tu pH está demasiado ácido o alcalino, tus raíces no podrán absorber bien los nutrientes, lo que puede ocasionar una gran cantidad de deficiencias de nutrientes que son perjudiciales para la salud de las plantas, así que asegúrate de tener un suelo saludable con una buena población de microbios y bacterias!

¿Qué es la pudrición de las raíces?

Raíces sanas en plantas de marihuana: ¿Cómo obtenerlas?

La pudrición de las raíces es una enfermedad que tus plantas pueden padecer si tus raíces se enredan, son regadas en exceso, tienen un drenado deficiente o no absorben el oxígeno suficiente. Cuando las raíces se empiezan a pudrir, toda la planta entra en riesgo de morirse. Las raíces saludables deben ser visiblemente blancas o color crema, sin delgadez, oscurecimiento o decoloración. Para evitar que las raíces se pudran en el sustrato, asegúrate de que tu planta cuenta con un contenedor adecuado para prevenir que se enreden. Para prevenir la pudrición de las raíces, asegúrate de que cuentas con un sustrato saludable, provisto de una red adecuada de microbios y bacterias, particularmente de micelio, que ayuda a que los nutrientes a estar más fácilmente disponibles para las raíces.

Ataques de mosquitos y hongos

Ataques de mosquitos y hongos

Los mosquitos de hongos son pequeñas moscas negras y grises con las patas largas que, usualmente, se parecen a los mosquitos y pueden alimentarse de tu planta. Los mosquitos de hongos dejan huevos en el sustrato de la planta de cannabis, produciendo larvas que son altamente intrusivas y se alimentan de las raises de materia orgánica y de hongos saludables en el sustrato. Los insecticidas parecen ser el mejor método para deshacerse de los mosquitos en tus raíces, pero su uso puede tener efectos negativos en la planta. Mantén bajos los niveles de humedad y no riegues las plantas en exceso. Las pulgas de raíces también son una peste común en las plantas de cannabis, y la gente las confunde con los mosquitos de hongos. La diferencia entre ambos está en los síntomas: las pulgas amarillean, hinchan y endurecen las raíces de la planta; los mosquitos de hongos ponen a las hojas pálidas y le ocasionan una debilidad general.

¿Para qué sirven las raíces de la marihuana?

Las raíces de la marihuana han sido usadas por sus propiedades nutricionales por miles de años en diferentes culturas alrededor del mundo. Las raíces del cannabis son una fuente potencial sin explorar, tienen usos médicos en tratamientos contra el dolor, también se usan en forma de medicamento, cremas tópicas, digeribles, y hasta han ganado fama por los beneficios descubiertos por la investigación del cáncer. La siguiente sección contiene los variados beneficios de las raíces de cannabis y como las puedes usar tú mismo.

Valor nutricional

Las raíces del cannabis son las precursoras en el desarrollo del THC en tus plantas de marihuana. Las raíces del cáñamo contienen muchos cannabinoides en crudo no encontrados dentro de las flores de las plantas de marihuana, los cuales pueden tener beneficios agregados para la salud. Las raíces del cannabis también contienen CBD, un cannabinoide conocido por sus múltiples ventajas medicinales. Igualmente, las raíces de la marihuana contienen nutrientes que tienen propiedades anti-inflamatorias, anti-cancerígenas y anti-nauseas, y son ricas en colina, un nutriente que proporciona grandes ayudas al metabolismo y especialmente a la salud del hígado.

Llego la hora del té

¿Para qué sirven las raíces de la marihuana?

Las raíces del cannabis se pueden usar para preparar tés que pueden transferir nutrientes directamente a nuestro cuerpo. Hirviendo las raíces de tus plantas de marihuana, podrás preparar una taza de té que te sabrá un poquito amargo. El gusto lo puedes mejorar usando aceites, leche o cualquier tipo de sirope para hacerlo más sabroso. Al agregar aceite o leche (ambos con ácidos grasos), ayudarás a liberar los terpenos atrapados en las raíces, que también agregarán más beneficios. Así mismo puedes moler tus raíces en polvo y agregárselo a cualquier comida o bebida.

Raíces del cannabis: una poderosa medicina ancestral

Los primeros registro de las raíces de cannabis como forma de medicina vienen de 2700 AC, en El Clásico de la Medicina Herbal. Aquí, se reportó que el cáñamo era molido en una pasta y usado para curar huesos rotos; las raíces también fueron usadas como otras formas de aliviar el dolor. Plinio el Viejo, originario del Imperio Romano, escribió sobre la magia de las raíces del cannabis en su Naturalis Historia en 77 DC, indicando cómo se hirvieron las raíces en agua y se usaron para tratar la gota, la artritis, el dolor articular, el dolor agudo e incluso las hemorragias sufridas durante el embarazo.

Una fuente de alivio

Una fuente de alivio

Como las raíces de la marihuana contienen cannabinoides que están asociados al alivio del dolor, las raíces de la marihuana se han convertido en una fuente de tratamiento común para las molestias, usada por miles de años en muchas culturas. Como lo hemos leído antes, el uso de las raíces del cannabis y del cáñamo como mecanismo de curación se remonta a la Edad del Bronce en China. Ingeridas en forma de bebida, comida o pasta, las raíces del cannabis siguen siendo usadas como ayuda para los cólicos menstruales, hemorragias postparto y en mujeres con la placenta retenida. Las raíces de la marihuana también contienen propiedades antinflamatorias y pueden ayudar a aliviar dolores, síndrome de la gota, artritis y erupciones en la piel.

Un tratamiento potencial contra el cáncer

En recientes estudios, las raíces del cannabis han sido asociadas a un fenómeno conocido como apoptosis; cuando las células dejan de crecer. En un estudio de laboratorio sobre el cáncer de colon, conducido por la universidad de Penn State, investigadores descubrieron que los cannabinoides en las raíces del cannabis producen apoptosis, deteniendo que las células del cáncer crezcan en el colon. Esta relación entre cannabinoides y cáncer de colon es el primer paso para abrir nuevas investigaciones que tengan que ver con el descubrimiento de propiedades en la marihuana, en sus raíces y en los cannabinoides, para ayudar a encontrar una cura contra todos los tipos de cáncer. Las raíces de marihuana también contienen cetonas triterpénicas pentacíclicas, que son moléculas solubles en grasa que ayudan en la apoptosis.

Raíces de cannabis para el cuidado de la piel

Raíces de cannabis

Las raíces de cannabis también se pueden usar como un tratamiento poderoso para la piel. Como lo mencionamos anteriormente, las raíces de marihuana contienen muchas propiedades antinflamatorias que pueden ayudar a tratar una gran variedad de irritaciones en la piel. Cuando se usan en forma de pasta, las raíces de marihuana sirven para tratar la piel tersa o para aquellas personas proclives a la irritación en la piel. Así mismo, le puedes agregar cualquier aceite esencial o esencia para crear tu crema personalizada de raíces de cannabis. Como las raíces contienen muchos cannabinoides, todos con beneficios distintos para la salud, aplicar raíces de cannabis de forma tópica puede ser tan beneficioso como ingerirlas!

Resumamos lo aprendido

Es claro que las raíces de tus plantas de marihuana no solamente son importantes para asegurar cosechas saludables de cogollos, sino que son extremadamente ricas en nutrientes y propiedades curativas. Prácticamente a la marihuana no se le pierde nada, así que piénsalo dos veces cuando no sepas que hacer con las raíces de las plantas de tu próxima cosecha.

PequeñasAbrir colección
Oops, aún no hay reseñas. ¡Sé el primero en dejar un comentario!
Añadir nuevo comentario